• By Sharon Theimer

Preguntas y respuestas: Tratamiento para cáncer tiroideo de células de Hürthle

December 12, 2018

Ilustración médica del cáncer de tiroidesESTIMADA MAYO CLINIC:
¿Es común que solo se haga una tiroidectomía parcial para extirpar las células de Hürthle? El médico me recomendó este procedimiento, pero me pregunto si sería mejor que me extirpasen toda la tiroides a fin de eliminar el riesgo de que reaparezca el cáncer. ¿Sería mejor la tiroidectomía completa?

RESPUESTA:
En algunos casos, la tiroidectomía parcial puede ser el tratamiento adecuado para el cáncer tiroideo de células de Hürthle. La decisión de realizar una tiroidectomía parcial o completa depende de varios factores, entre ellos, el tamaño, la ubicación del tumor y el estado médico del paciente.

El cáncer tiroideo de células de Hürthle es un tipo raro de cáncer, también conocido como carcinoma de células oxifílicas. Aunque se desconoce la causa del cáncer de células de Hürthle, el mismo suele afectar a las mujeres y los ancianos más que a otros grupos. Este cáncer generalmente no es hereditario, pero tiende a ser más agresivo que el tipo más común de cáncer tiroideo, el carcinoma papilar tiroideo. Debido a que en muchos casos la cirugía misma puede ser la posible cura del cáncer tiroideo de células de Hürthle, el tratamiento más común es la extirpación parcial de la glándula tiroides.

La glándula tiroides tiene forma de mariposa y se ubica en la base del cuello, junto a la tráquea. Produce las hormonas que regulan todos los aspectos del metabolismo corporal, desde la frecuencia cardíaca hasta la rapidez con la que se queman las calorías.

La tiroidectomía parcial implica extirpar solo una parte de la glándula, normalmente un lóbulo o un lado de la tiroides. Este procedimiento puede ser recomendable cuando el carcinoma de células de Hürthle es pequeño (alrededor de 4 cm o menos y, especialmente, si el tumor es menor de 2 cm), siempre y cuando el cáncer esté claramente localizado en un lóbulo de la glándula y no se haya diseminado fuera de la tiroides.

El posible beneficio de una tiroidectomía parcial sobre la tiroidectomía completa es que la glándula tiroides podría continuar funcionando normalmente después del procedimiento, lo cual haría innecesaria la administración de terapia hormonal para reemplazar las hormonas que la glándula tiroides suele producir.

En la tiroidectomía completa, el cirujano extirpa todo, o casi todo, el tejido de la glándula tiroides; pero se dejan unos restos diminutos de tejido tiroideo cerca de algunas estructuras fundamentales que necesitan conservarse, tales como los nervios y las glándulas paratiroideas. Cuando hay evidencia de que el cáncer se ha diseminado hasta los ganglios linfáticos circundantes, estos también podrían extirparse.

Si a usted le extirpan toda la glándula tiroides, su cuerpo ya no podrá producir la hormona tiroidea. Si no toma un reemplazo hormonal, presentará los signos y los síntomas del hipotiroidismo, o sea de una tiroides hipoactiva. Por lo tanto, es fundamental reemplazar la hormona tiroides cuando se extirpa toda la glándula tiroides. El reemplazo hormonal es equivalente a la hormona normalmente producida por la glándula tiroides y realiza las mismas funciones. El médico puede con un análisis de sangre determinar cuánto reemplazo de la hormona tiroides requiere usted.

Independientemente de que se le haga una tiroidectomía parcial o completa, siempre habrá algún riesgo de que el cáncer reaparezca y, por ello, usted posiblemente tendrá que recibir seguimiento médico con regularidad para estar atento ante cualquier recurrencia del cáncer. No obstante, dependiendo de sus circunstancias, el riesgo puede ser bajo y hasta es posible que no haya diferencia en el riesgo de recurrencia entre la extirpación completa de la tiroides y la parcial.

A medida que considere sus alternativas, lo mejor es que busque a un cirujano experto en tiroides que atienda gran volumen de casos de cáncer de células de Hürthle y lo ideal sería que anualmente realizase más de 20 o 30 cirugías de la tiroides. Las complicaciones de la cirugía generalmente son bajas, cuando las realiza un cirujano experimentado en tiroides. La experiencia del cirujano también le servirá de guía para tomar la decisión de proseguir con la tiroidectomía parcial o con la completa.

Dr. Keith Bible, Oncología Médica de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Please login or register to post a reply.