• By Sharon Theimer

Preguntas y respuestas: Suplementos de aceite de pescado posiblemente ayuden a reducir síntomas del ojo seco

January 29, 2018

a close-up of an open bottle spilling fish oil capsules out onto a wooden surfaceESTIMADA MAYO CLINIC:
¿Es cierto que un suplemento de aceite de pescado, o de omega 3, puede ayudar a la gente que tiene ojos secos? Si decido tomarlos, ¿tienen los suplementos de omega 3 efectos secundarios que deberían preocuparme?

RESPUESTA:
Las investigaciones plantean que tomar suplementos de ácidos grasos omega 3 puede reducir los síntomas del ojo seco. Los suplementos de omega 3 son seguros para la mayoría de los adultos y, generalmente, tienen pocos efectos secundarios cuando se los toma en la dosis normal. Sin embargo, antes de empezar a tomar un suplemento, consulte al proveedor de atención médica para verificar que sea bueno para usted.

A fin de sentir comodidad en los ojos y tener buena vista, una capa homogénea de lágrimas que contiene la mezcla correcta de agua y aceites debe cubrir la superficie delantera del ojo. Cuando no se puede mantener dicha capa porque no hay suficiente cantidad de lágrimas o estas no son de buena calidad, la enfermedad del ojo seco (también llamada enfermedad de la superficie ocular) puede desarrollarse.

Los síntomas del ojo seco puede ser molestos e incluir una sensación de punzadas, comezón o ardor en los ojos, así como sensibilidad a la luz, visión borrosa, mucosidad dentro o alrededor de los ojos y lagrimeo excesivo. La enfermedad del ojo seco suele ser una afección crónica que, generalmente, no es posible curar por completo. Sin embargo, hay varios tratamientos que se pueden aplicar para aliviar los síntomas, incluido los colirios de lágrimas artificiales de venta libre.

En los últimos años, se ha sugerido el aceite de pescado como un posible remedio para los ojos secos. El aceite de pescado contiene dos ácidos grasos omega 3, llamados ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA). Se cree que los ácidos grasos omega 3 brindan una amplia gama de ventajas para la salud, y debido a estas posibles ventajas, el aceite de pescado se ha vuelto popular como suplemento alimentario.

Las investigaciones para estudiar las ventajas de los suplementos de los ácidos grasos omega 3 descubrieron menos síntomas del ojo seco en las personas que toman dichos suplementos. Parece que los ácidos grasos omega 3 pueden mejorar la película aceitosa del ojo producida por unas glándulas pequeñas en el borde el párpado, llamadas glándulas de Meibomio. Eso mejora los síntomas del ojo seco y disminuye la necesidad de usar lágrimas artificiales.

La dosis de ácidos grasos omega 3 usada en muchos de los estudios incluyó 180 miligramos de ácido eicosapentaenoico y 120 miligramos de ácido docosahexaenoico, administrados dos veces al día. Con ese nivel, se observaron pocos efectos secundarios. No obstante, las dosis altas del suplemento se han relacionado con algunos efectos nocivos, entre ellos mayor riesgo de sangrado, niveles mayores de la lipoproteína de baja densidad (LDL o colesterol “malo”), problemas para controlar la glucosa sanguínea y un regusto u olor a pescado. En algunas poblaciones de riesgo, como las personas con previo trasplante cardíaco, los ácidos grasos omega 3 pueden alterar la frecuencia cardíaca.  Si usted tiene alguna enfermedad del corazón, tome los ácidos grasos omega 3 solamente bajo la dirección de un proveedor de atención médica.

Por otro lado, es obvio que se puede consumir aceite de pescado en la alimentación cuando se come pescado. La Asociación Americana del Corazón recomienda que los adultos sanos coman pescado, por lo menos, dos veces por semana. Los pescados grasos, como el bagre, el fletán, el salmón, el róbalo rayado y el atún blanco, son buenas fuentes de ácidos grasos omega 3.

Algunos peces contienen altos niveles de mercurio. Si bien el mercurio en el pescado no causa problemas en la mayoría de los adultos, puede ser motivo de preocupación para las mujeres encinta o para las que desean quedar embarazadas. Si ese fuese su caso, consulte a su proveedor de atención médica qué cantidad de pescado sería correcta en su alimentación y cuáles tipos son más seguros para comer.

Si decide tomar los ácidos grasos omega 3, primero consulte con el proveedor de atención médica, porque ese profesional puede revisar sus antecedentes médicos a fin de verificar que sea adecuado para usted y ayudar a determinar la dosis correcta en su situación.

Katherine Zeratsky, especialista en dietética, Endocrinología y Nutrición de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

COMMENT

Please login or register to post a comment.