• By Rhoda Madson

Preguntas y respuestas de Mayo Clinic: Pie equino varo en la infancia

7 marzo 2022
un grupo de jóvenes adolescentes con uniformes azules y blancos jugando fútbol en un campo verde

ESTIMADA MAYO CLINIC: Tengo 24 semanas de embarazo y en la ecografía realizada se descubrió que mi bebé tiene pie equino varo. Me preocupa la vida y la funcionalidad que tendrá mi bebé con este diagnóstico. ¿En qué consiste esta afección y hay algún nuevo avance en el tratamiento que pudiera beneficiar a mi bebé?

RESPUESTA: Primero, felicidades por su embarazo. Pese a que, ciertamente, es un momento maravilloso, también es comprensible que sea estresante para usted saber que el bebé tiene algo que podría hacerle diferente a los demás.

El pie equino varo es un diagnóstico común que se presenta en 1 de cada 1000 partos, por lo que es una de las anomalías congénitas más frecuentes. El mayor temor de los padres es que la calidad de vida de un niño con pie equino varo se vea limitada. A los padres les preocupa que su hijo no pueda correr, saltar o jugar como los demás niños de su edad.

Sin embargo, con el tratamiento correcto, la calidad de vida del niño puede ser normal. Los médicos de Mayo Clinic, por ejemplo, pueden tratar a niños con pie equino varo normalmente sin cirugía.

Los niños nacidos con pie equino varo posiblemente tengan otros familiares que también nacieron así. En la mayoría de los casos, estos niños tienen solamente el pie equino varo y no presentan otros problemas con los huesos, las articulaciones ni los músculos. No obstante, hay algunos síndromes genéticos que también se relacionan con el pie equino varo, como la artrogriposis y la espina bífida.

En Mayo Clinic, estos otros diagnósticos se exploran con la ayuda de genetistas médicos a fin de ofrecer una evaluación genética completa y determinar si habrá más problemas con el bebé en el futuro.

Si bien el pie equino varo puede afectar a ambas extremidades inferiores, lo más común es que solo sea en un lado del cuerpo. Tener el pie equino varo puede ocasionar que el pie del niño sea ligeramente menos flexible y que haya diferencia en el tamaño del zapato entre uno y otro pie, pero con el cuidado adecuado, el niño podrá caminar normalmente. Existen opciones quirúrgicas y no quirúrgicas para tratar a los niños. A medida que su hijo crezca, se puede hacer un análisis de la marcha a fin de evaluar si en el futuro será necesaria una cirugía para proveerle máxima funcionalidad.

Cuando el pie equino varo se deja sin tratar, se presentan dificultades más graves, incluida artritis y otros problemas ortopédicos relacionados con la torpeza para andar.

El método principal que se emplea para corregir el pie equino varo en los niños se conoce como método Ponseti y consiste en una serie de yesos que se colocan en toda la pierna y se cambian semanalmente. Es importante consultar con un especialista en ortopedia que sepa sobre esta afección, así como con un técnico en yesos que tenga experiencia en la colocación y retiro semanal de los yesos a fin de lograr la corrección necesaria.

Al finalizar el período de los yesos, muchos niños deben someterse a una pequeña cirugía en el talón para aliviar la tensión en el tendón de Aquiles. Este procedimiento, a veces, se realiza en la misma sala de yesos; aunque, en otras, se lo hace en el quirófano.

Una cirugía puede resultar atemorizante, pero una reciente innovación en Mayo Clinic permite que la intervención quirúrgica sea indolora. Gracias al trabajo conjunto con el equipo de anestesia pediátrica, no se emplea anestesia, sino que solamente se bloquean los nervios de las piernas.

Esta técnica es beneficiosa por dos razones: el niño no se expone a la anestesia y la cirugía puede durar el tiempo que sea necesario para obtener la máxima precisión posible. Después del procedimiento, el niño puede irse a casa, sin necesidad de quedar internado en el hospital.

Una vez terminado el proceso de los yesos y la pequeña cirugía en el tendón de Aquiles, el niño usa un aparato ortopédico en el pie todo el tiempo, durante tres meses; después, lo usa a tiempo parcial hasta cumplir 3 años. La estrecha colaboración con los expertos en prótesis y ortesis garantiza la comodidad de los aparatos ortopédicos.

Desgraciadamente, el pie equino varo reaparece en ocasiones, incluso ante el cumplimiento estricto con el uso del aparato ortopédico. Por ello, Mayo Clinic cuenta con un Laboratorio para Análisis de la Marcha, donde se evalúa la posibilidad de que reaparezca la afección. En este laboratorio, se mide la presión bajo el pie del niño para crear un molde que puede advertir de forma temprana sobre la reaparición del pie equino varo. Esto permite a Mayo Clinic realizar una cirugía más pequeña de lo que sería si se postergase el procedimiento correctivo. Esta pequeña cirugía es exitosa y permite a los niños con pie equino varo seguir al ritmo de sus compañeros.

Si pensamos en el futuro, su hijo podrá gozar de una calidad de vida y una amplitud de movimiento normales. Será importante encontrar un proveedor de atención médica y un experto en quienes usted confíe para prestar cuidados diligentes en lo referente a los yesos y la cirugía indolora. Además, su compromiso con el tratamiento y su diligencia con el seguimiento significará que su hijo con pie equino varo podrá correr, saltar y jugar igual que los demás niños de su edad. 

Dr. Todd Milbrandt, Cirujano Ortopédico en Mayo Clinic de Rochester, Minnesota

###

Información sobre Mayo Clinic

Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic para leer más noticias sobre Mayo Clinic.

Contacto para los medios de comunicación:

Cynthia Weiss, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, newsbureau@mayo.edu