• By Rhoda Madson

Los pacientes con lesiones graves del plexo braquial que se someten a una amputación informan que es beneficiosa, descubre estudio de Mayo

7 julio 2022
tres cirujanos realizando cirugía en quirófano

ROCHESTER, Minnesota. La cirugía reconstructiva puede no funcionar en algunas personas con lesiones graves del plexo braquial y, por ello, optan por la amputación. En una revisión retrospectiva realizada por los investigadores de Mayo Clinic, estos pacientes informaron menos dolor mecánico en el hombro, mayores tasas de empleo y más satisfacción después de la amputación. El documento se publicó en The Journal of Bone & Joint Surgery (Revista sobre Cirugía de Huesos y Articulaciones).

El plexo braquial está compuesto por una red nerviosa que envía señales desde la médula espinal al hombro, el brazo y la mano. Las lesiones ocurren cuando estos nervios se estiran, comprimen, rompen o desgarran de la médula espinal.

Las lesiones más graves del plexo braquial son generalmente producto de accidentes motociclísticos o automovilísticos. La persona lesionada puede perder la sensación o el movimiento en el hombro, el brazo o la mano, pero una intervención quirúrgica posiblemente le permita recuperar la funcionalidad. Los tratamientos quirúrgicos incluyen la neurólisis (liberar los nervios del tejido cicatricial), los injertos y las transferencias nerviosas, así como las transferencias musculares. Sin embargo, la reconstrucción quirúrgica puede no ser factible o no funcionar en algunos pacientes que buscan una amputación.

Los autores realizaron 2200 cirugías del plexo braquial en personas adultas, entre junio de 2000 y junio de 2020. Para este estudio, revisaron los expedientes de 32 pacientes que luego se sometieron a una amputación. En promedio, las amputaciones se llevaron a cabo alrededor de cuatro años después de la lesión y tres años y medio después de la última cirugía reconstructiva. Todos los pacientes sentían en los nervios y el hombro un dolor relacionado con el peso del brazo lesionado.

A 10 pacientes se les colocó una prótesis mioeléctrica, la cual utiliza los músculos del muñón restante para controlar las funciones, y a 17 pacientes se les colocó una prótesis tradicional.

Los investigadores descubrieron que después de la amputación, todos los pacientes tuvieron más probabilidad de encontrar un empleo, todos estaban sin dolor y ninguno dijo que se arrepentía de la amputación.

Además, los pacientes con prótesis mioeléctricas informaron que las usaban con regularidad, comparado con el 29 por ciento de quienes tenían prótesis tradicionales. Los pacientes con prótesis mioeléctricas también podían agarrar y soltar cosas con el dispositivo. Los autores dicen que es necesario investigar más para entender cómo infiere el tipo de prótesis sobre el uso que los pacientes dan al dispositivo.

«Incluso después de décadas de avances en la cirugía reconstructiva para mejorar la vida de los pacientes con lesiones braquiales, solo se ha llegado hasta un punto que no basta para satisfacer a algunos pacientes. En este tiempo, las prótesis han mejorado tanto que algunos pacientes optan por someterse a una amputación para aprovechar las ventajas de la tecnología actual de las prótesis», comenta el Dr. Alexander Shin, cirujano ortopédico de mano y microvascular en Mayo Clinic, además de autor experto del trabajo.

Otros autores del trabajo, todos pertenecientes a Mayo Clinic, son el Dr. Sean Cantwell, el Dr. Andrew W. Nelson, Brandon Sampson, el Dr. Robert Spinner, el Dr. Allen Bishop y el Dr. Nicholas Pulos.

Este estudio no requirió financiamiento.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic para leer más noticias sobre Mayo Clinic.

Contacto para los medios de comunicación:
Rhoda Madson, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, newsbureau@mayo.edu