• By Sharon Theimer

El reflujo gastroesofágico puede desencadenar síntomas similares a los de problemas cardíacos

May 23, 2017

Un hombre con la mano sobre la garganta irritada, posiblemente sufre de ERGE con reflujo ácido y acidez estomacalESTIMADA MAYO CLINIC:
Mi padre fue recientemente a la sala de emergencia con un terrible dolor en el pecho y sudor, por lo que creía que sufría un ataque cardíaco. Lo retuvieron allí toda la noche para monitorizarlo, pero los médicos le dijeron que el corazón estaba bien y que los síntomas probablemente se debían a acidez estomacal. ¿Debería sugerirle que se haga más exámenes para determinar si hay algo más grave? ¿Qué puede hacer él para evitar otro evento similar?

RESPUESTA:
En una situación como esta, es importante que su padre reciba seguimiento con el médico de cabecera para confirmar la causa subyacente de los síntomas. El médico puede realizarle una evaluación más minuciosa y, en caso necesario, remitirlo a más exámenes y a una consulta con el cardiólogo.

La acidez estomacal consiste en una sensación de ardor debajo del esternón y es un síntoma de la enfermedad de reflujo gastroesofágico, o ERGE. Ocurre cuando los ácidos estomacales refluyen hacia el esófago, que es el conducto que transporta la comida desde la boca hasta el estómago. Pese a que sentir ardor en el pecho es algo común en la ERGE, los síntomas pueden variar ampliamente: en algunos casos, la ERGE puede sentirse como un dolor sordo o una opresión en el pecho; pero cuando es grave, la ERGE puede conducir a sentir un dolor aplastante en el pecho. El ataque cardíaco, la enfermedad del corazón y otros problemas cardíacos también pueden desencadenar síntomas similares.

Distinguir entre los síntomas de la ERGE y aquellos que pueden relacionarse con una afección cardíaca posiblemente sea difícil debido a que los nervios que van al corazón y los que van al esófago se ubican muy cerca unos de otros, por lo que tal vez resulte complicado determinar de dónde exactamente vienen los síntomas.

Por ello, es importante confirmar que el dolor del pecho no esté relacionado con el corazón y aunque los resultados de los exámenes cardíacos (como el electrocardiograma) hayan salido bien cuando recibió atención de emergencia, todavía es necesario realizarle una evaluación más completa. En muchos casos, esa valoración incluye hacerle una prueba de esfuerzo para ver cuán bien funciona su corazón durante la actividad física. En base a la gravedad de los síntomas y a los antecedentes médicos de su padre, el médico podrá determinar si necesita ir donde un cardiólogo para más exámenes.

Es igualmente posible que otra afección diferente a la ERGE y a la enfermedad cardíaca sea la causa de los síntomas de su padre, como es el caso de los cálculos en la vesícula biliar. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el dolor del pecho proviene de un problema cardíaco o del reflujo gastroesofágico.

Si la evaluación de seguimiento muestra que los síntomas de su padre son debidos a la ERGE, hay varios pasos que se pueden dar para ayudarlo a prevenir esos síntomas en el futuro. Comer excesivamente o una comida grande y luego acostarse son los dos desencadenantes más comunes de la acidez estomacal. Ingerir comidas más pequeñas y hacerlo 2 o 3 horas antes de ir a la cama generalmente reduce los síntomas. Evitar los alimentos con alto contenido de grasa, la comida picante y los jugos cítricos también puede ayudarle. Muchas personas con acidez estomacal dicen que reducir el alcohol, la cafeína y la nicotina puede igualmente disminuir la frecuencia de los síntomas.

Por lo general, la ERGE no requiere el tratamiento de un proveedor de atención médica, sino que los antiácidos de venta libre normalmente bastan para reducir los síntomas, junto con algunos cambios en el estilo de vida. No obstante, hay que hacer una cita con el médico ante ciertos síntomas, tales como sentir que la comida se queda pegada al esófago, defecar heces oscuras o sanguinolentas, perder peso de forma inexplicable o sufrir ataques de acidez estomacal que ocurren más de 2 o 3 veces por semana.

El punto es que su padre necesita someterse a más evaluación para verificar que no padece una afección cardíaca. La ERGE es controlable y nadie muere por su causa, mientras que un problema del corazón que se deja sin tratar puede ser mortal. Es fundamental que su padre se someta ahora a una evaluación cardíaca formal.

Dr. Jeffrey Alexander, Gastroenterología y Hepatología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota. 

 

Comment

Please login or register to post a comment.