• By Soledad Andrade

Medicamento común para insuficiencia cardíaca no aumenta el nivel de actividad de los pacientes

November 12, 2015

ORLANDO, Florida: Los pacientes con insuficiencia cardíaca y fracción de eyección conservada (HFpEF, por sus siglas en inglés), afección en la que el corazón se torna rígido y no puede relajarse ni llenarse bien, no mejoraron su tolerancia al ejercicio después de tomar mononitrato de isosorbida, en comparación con un placebo, dice un estudio presentado hoy durante las sesiones científicas de 2015 de la Asociación Estadounidense del Corazón. Los resultados provienen de la Investigación sobre Insuficiencia Cardíaca del Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y Sangre, publicados también en la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra.

Ilustración de un hombre con insuficiencia cardíaca

Ilustración de un hombre con insuficiencia cardíaca: corazón de tamaño normal; corazón agrandado; pies hinchados y con cianosis; acumulación de líquido alrededor del pulmón

Es importante anotar que el nivel de actividad diario de los pacientes con insuficiencia cardíaca y fracción de eyección conservada se evaluó mediante acelerómetros, que son dispositivos portados por los pacientes para medir los movimientos a lo largo del día. La actividad diaria disminuyó de forma progresiva e importante, a medida que aumentaba la dosis de nitrato, comenta la Dra. Margaret Redfield, primera autora del trabajo y cardióloga de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

“Es importante aliviar los síntomas de la insuficiencia cardíaca para que los pacientes puedan ser más activos. La inactividad perpetúa el desacondicionamiento físico y la fragilidad en la insuficiencia cardíaca”, añade la Dra. Redfield. “A pesar de que normalmente se recete nitratos para aliviar los síntomas de los pacientes con insuficiencia cardíaca y fracción de eyección conservada, no se había estudiado el efecto de los nitratos sobre la afección”.

En un estudio multicéntrico, doble ciego, cruzado con dos períodos y de 12 semanas de duración, llamado “Ensayo para el efecto del nitrato sobre la tolerancia a la actividad en la insuficiencia cardíaca con fracción de eyección conservada (NEAT-HFpEF, por sus siglas en inglés)”, se estudió a 110 pacientes en 20 lugares. Los pacientes fueron asignados aleatoriamente a dos grupos de tratamiento:

  1. Seis semanas de placebo primero, seguido por seis semanas de mononitrato de isosorbida.
  2. Seis semanas de mononitrato de isosorbida, seguidas por seis semanas de placebo.

Cada período de tratamiento empezó por dos semanas sin tratamiento medicamentoso, lapso que se consideró como valor basal. Durante la administración del mononitrato de isosorbida, los pacientes tomaron 30 miligramos diarios por una semana, luego 60 miligramos diarios por otra semana y finalmente 120 miligramos diarios por al menos dos semanas. Todos los pacientes portaron un acelerómetro durante las 24 horas del día, excepto al tomar un baño o nadar y periódicamente se sometieron a pruebas de ejercicio.

Los resultados mostraron 18 minutos menos de actividad diaria en los pacientes mientras tomaban la dosis de 120 miligramos de mononitrato de isosorbida, comparado frente a cuando recibían placebo. Los estudios observacionales previamente realizados con datos de acelerómetros obtenidos de marcapasos y desfibriladores implantados en pacientes con insuficiencia cardíaca y fracción de eyección reducida indican que incluso 10 minutos menos de actividad diaria se vincula con resultados adversos, tales como muerte u hospitalización debido a la insuficiencia cardíaca.

Los pacientes, en general, mostraron menos actividad diaria con todas las dosis del fármaco del estudio (30 a 120 miligramos), comparado frente a cuando recibían el placebo. Al comparar frente a los valores basales, las unidades diarias promedio del acelerómetro disminuyeron progresivamente con las dosis mayores de nitrato, pero no lo hicieron con el placebo. Más aún, el nitrato tampoco mejoró la prueba de ejercicio (distancia de caminata de seis minutos) ni los puntajes de la calidad de vida.

“La especulación es que los datos de la actividad diaria son más sensibles a la verdadera repercusión de un fármaco sobre el estado funcional”, explica la Dra. Redfield. “Los nitratos, desgraciadamente, redujeron la actividad diaria en los pacientes con insuficiencia cardíaca. La disminución en la actividad ocurrió en ausencia de efectos adversos en la prueba de caminata de seis minutos y en conexión con efectos de adversidad direccional sobre los puntajes de la calidad de vida, aunque no hayan sido estadísticamente significativos. Estos resultados plantean que los niveles de actividad mostraron sensibilidad a los efectos adversos sutiles del mononitrato de isosorbida. El uso de un dispositivo portado por los pacientes para evaluar la repercusión de las terapias sobre sus vidas constituye un avance importante en la forma de estudiar nuevos tratamientos”.

Otros autores del estudio son: el Dr. James Levine, Gabe Koepp, el Dr. Barry Borlaug y el Dr. Horng Chen de Mayo Clinic; el Dr. Kevin Anstrom, Steven McNulty y el Dr. Eric Velázquez del Instituto de Investigación Clínica de la Universidad de Duke; el Dr. Martin LeWinter del Centro Médico de la Universidad de Vermont; la Dra. Susan Joseph de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington; el Dr. Sanjiv Shah de la Universidad de Northwestern; el Dr. Marc Semigran de la Universidad de Harvard; el Dr. G. Michael Felker del Centro Médico de la Universidad de Duke; el Dr. Robert Cole de la Universidad de Emory; el Dr. Gordon Reeves de la Universidad Thomas Jefferson; el Dr. Ryan Tedford de la Escuela de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins; el Dr. W. H. Wilson Tang de la Fundación de la Cleveland Clinic; la Dra. Monica Shah del Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y Sangre; así como el Dr. Eugene Braunwald del Centro Médico de la Universidad de Harvard.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a la investigación y educación médicas, que ofrece atención experta e integral a todos los que necesitan recobrar la salud. Si desea más información, visite http://www.mayoclinic.org/espanol/ y http://newsnetwork.mayoclinic.org/.

CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN:
Soledad Andrade, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu

Comment

Please login or register to post a comment.