• By Sharon Theimer

Las investigaciones de Mayo Clinic avanzan los diagnósticos a fin de dirigir la respuesta ante la pandemia de COVID-19

October 2, 2020
a Black man wearing goggles and other protective medical equipment in a research laboratory working with viles and tubes

Cuando la COVID-19 se propagó a principios de marzo por todo Estados Unidos, el Laboratorio para Diagnósticos Avanzados (ADL, por sus siglas en inglés) en Mayo Clinic reaccionó de forma inmediata: se reestructuraron las áreas del laboratorio, se reasignó al personal y se aceleró la aprobación de financiamiento. El propósito era acelerar tanto las investigaciones como la elaboración, la transformación y la implementación de pruebas novedosas para descubrir tratamientos y diagnósticos que salvaran vidas.    

Después de seis meses, los equipos científicos de Mayo Clinic van a la vanguardia de los diagnósticos innovadores para la COVID-19 y se esfuerzan tanto por desenmarañar las complejidades de este nuevo virus como por diagnosticarlo rápidamente. Algunas de las innovaciones logradas por los equipos son pruebas para anticuerpos (en sangre) y antígeno viral, estratificación de la inmunidad del paciente, pruebas diagnósticas en el punto donde se presta atención al paciente, diagnóstico tisular, kits para autorrecolección de muestras, análisis de datos y bioinformática. 

Combatir la COVID-19 con pruebas innovadoras

La elaboración de pruebas para la COVID-19 se desarrolla en este laboratorio de vanguardia, ubicado en One Discovery Square y en pleno centro de la ciudad de Rochester (Minnesota), donde equipos sumamente especializados de patólogos, científicos en laboratorio clínico, tecnólogos, directores de proyectos y demás expertos se concentran en determinadas aplicaciones clínicas.  

Rastrear a anticuerpos neutralizantes

Como un logro grande, los científicos del Laboratorio para Diagnósticos Avanzados elaboraron una prueba de anticuerpos neutralizantes contra el SARS-CoV-2 a fin de respaldar los esfuerzos nacionales por descubrir tratamientos y vacunas contra la COVID-19. La nueva prueba mide el nivel de los anticuerpos neutralizantes contra el SARS-CoV-2. Los anticuerpos neutralizantes son aquellos que tienen la capacidad de inactivar a los virus y ya demostraron con otros patógenos infecciosos que brindan inmunidad contra una reinfección. Están en curso estudios para entender la inmunidad protectora contra el SARS-CoV-2 y existen planes para desarrollar una segunda versión del arreglo.   

Detectar la exposición al SARS-CoV-2 con muestras de sangre seca

Otro método para hacer pruebas a gran escala implica validar muestras de sangre seca (DBS, por sus siglas en inglés) que la misma persona puede recoger. Las muestras de sangre seca se usan para hacer los exámenes a los recién nacidos desde la década de los años 60 y, de forma esporádica, para detectar anticuerpos (VIH, por ejemplo). En el laboratorio, un grupo que participa en innovaciones validó la aplicación de este material en pruebas serológicas para determinar si un paciente estuvo expuesto al SARS-CoV-2. Esto empezó en el mes de junio y se utilizó para hacer pruebas en más de 30 000 empleados de Mayo, como parte de un estudio de seroprevalencia. 

Redirección de la tecnología existente

En otro proyecto para elaborar una prueba, los investigadores del Laboratorio para Diagnósticos Avanzados emplean la tecnología existente de la reacción en cadena de la polimerasa hecha digitalmente en gotitas (ddPCR, por sus siglas en inglés) para ver si es más sensible que las tecnologías actuales de la variante cuantitativa de la reacción en cadena de la polimerasa (qPCR, por sus siglas en inglés) para detectar el SARS-CoV-2, y si contar con una medida cuantitativa de la carga viral seguiría el avance natural del paciente con COVID-19 y la reacción a la terapia. El Laboratorio para Diagnósticos Avanzados usó distintos reactivos para evitar problemas en la cadena de provisión.  

Actualmente, ya está desarrollada la prueba cuantitativa del ARN del SAR-CoV-2 medida a través de la reacción en cadena de la polimerasa hecha digitalmente en gotitas y se la ofrece para uso investigativo, con gran interés del mercado biofarmacéutico como ayuda para la elaboración de fármacos. 

Desplegar pruebas caseras de autorrecolección

Otro proyecto innovador se enfoca en dispositivos de autorrecolección para pruebas moleculares y serológicas. Estos procedimientos validados de recolección harían las pruebas más asequibles para los pacientes y para los laboratorios de Mayo Clinic, crearían la oportunidad de vías directas al consumidor e iniciadas por el consumidor.

El equipo evalúa el uso de un hisopo que va hasta la mitad del cornete nasal y se imprime tridimensionalmente en Mayo. Los hisopos de impresión tridimensional mitigan el riesgo de una futura escasez de hisopos comerciales.

Redefinir la innovación para combatir la COVID-19

El Laboratorio para Diagnósticos Avanzados desea ofrecer conocimientos sobre la COVID-19 y reducir al mínimo su impacto sobre las necesidades de los pacientes en cuanto a análisis de laboratorio. La prueba de anticuerpos neutralizantes fue la primera que cruzó por el laboratorio, desde una idea hasta un análisis implementado. La prueba ofrece una guía respecto a “cómo se hace”, a fin de elaborar nuevas pruebas de manera segura, innovadora y oportuna. Estos avances son posibles gracias al trabajo conjunto de los equipos que componen el Laboratorio para Diagnósticos Avanzados.

Por Susan Murphy

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic para leer más noticias sobre Mayo Clinic y Datos sobre Mayo Clinic para más información sobre Mayo.

Contacto para los medios de comunicación: 
Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu.

Please login or register to post a reply.