• By Sharon Theimer

Preguntas y respuestas: Aunque los pacientes con hipotiroidismo leve podrían no requerir tratamiento, hay que controlarlos

December 2, 2019
Una joven sentada en la oficina frente al computador luce cansada y se toca la cara como si tuviera dolor de cabeza

ESTIMADA MAYO CLINIC:
Me acaban de diagnosticar hipotiroidismo leve, pero no tengo ningún síntoma. La médica dice que no necesito tratamiento, pero quiere que regrese a verla con regularidad para revisarme.  ¿Suele empeorar el hipotiroidismo con el tiempo y, si lo hace, cómo se trata?

RESPUESTA:
En los casos leves de hipotiroidismo, no todos los pacientes necesitan tratamiento, pues en ocasiones, la afección se resuelve sin tratamiento. No obstante, es importante acudir a citas de seguimiento para controlar el hipotiroidismo con el tiempo. Cuando el hipotiroidismo no se soluciona por sí solo en cuestión de varios meses, entonces es necesario tratarlo, porque si se lo deja sin tratar, termina por llevar a problemas graves de salud.

La glándula tiroides parece una mariposa pequeña asentada en la parte delantera del cuello y produce las hormonas triyodotironina o T3 y tiroxina o T4. Estas hormonas afectan todos los aspectos del metabolismo: mantienen la velocidad con la que el cuerpo usa la grasa y los carbohidratos, ayudan a controlar la temperatura corporal, influyen sobre la frecuencia cardíaca y ayudan a regular la producción de proteínas. La cantidad de hormonas tiroideas que el cuerpo produce está regulada por otra hormona, llamada hormona estimulante de la tiroides o TSH (por sus siglas en inglés), que es producida por la glándula pituitaria.

El hipotiroidismo se presenta cuando la tiroides no produce suficientes hormonas y como resultado, el metabolismo se ralentiza. A medida que la actividad tiroidea se lentifica, el nivel de T4 en el organismo disminuye y el nivel de TSH aumenta para motivar a la glándula tiroides a producir más T4.

En algunos casos de hipotiroidismo leve, conocidos como hipotiroidismo subclínico, hay una elevación del TSH, pero los niveles de T4 se mantienen dentro del rango normal. En ese momento, la afección posiblemente no produzca ningún síntoma notorio; pero si continúa el descenso de T3 y T4, hecho conocido como hipotiroidismo manifiesto, la situación puede afectar a muchas funciones corporales.

Los primeros síntomas de hipotiroidismo son, entre otros, ganancia inexplicable de peso, cansancio y nivel bajo de energía. Puede también haber sequedad de la piel, estreñimiento, sensibilidad al frío, hinchazón de la cara, debilidad muscular, ronquera y dolor o rigidez en las articulaciones.

El hipotiroidismo puede afectar el corazón porque ralentiza la frecuencia cardíaca. Ejerce también un efecto sobre la capacidad del cuerpo de metabolizar eficazmente el colesterol, lo que puede llevar a un aumento del colesterol en la sangre; esto, a su vez, incrementa el riesgo de cardiopatía y eventos cardiovasculares, como ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

El hipotiroidismo puede afectar el cerebro y llevar a dificultades con la concentración y la memoria. Puede asimismo impactar sobre el sistema gastrointestinal y hacer menos frecuentes las deposiciones o provocar estreñimiento. En las mujeres que aún no atraviesan por la menopausia, el hipotiroidismo puede afectar los ciclos menstruales y la fertilidad.

El hipotiroidismo se diagnostica con un examen de sangre que mide el nivel de las hormonas tiroideas en el cuerpo. Este examen de sangre se repite a intervalos regulares para controlar los niveles de la hormona tiroides. Cuando el hipotiroidismo persiste durante más de pocos meses, por lo general, se recomienda tratamiento.

El tratamiento estándar para el hipotiroidismo implica tomar un medicamento oral, llamado levotiroxima, compuesto sintético de la hormona tiroides que restablece los niveles normales de la hormona en el cuerpo y, de esa manera, revierte los signos y los síntomas de hipotiroidismo.

La cantidad de levotiroxina necesaria varía de una a otra persona. A fin de determinar la dosis correcta para usted, el proveedor de atención médica revisará con regularidad el nivel de la hormona tiroides. El primer análisis de sangre se hace entre 6 y 8 semanas después de empezar a tomar el medicamento. A partir de entonces, generalmente se revisan los niveles sanguíneos cada 6 meses. Si los niveles permanecen varios años dentro del rango normal, el control suele cambiar a una vez por año. Algunos medicamentos, incluidos los de expendio sin receta médica (venta libre), pueden afectar la absorción o el metabolismo de las tabletas de la hormona tiroides, por lo que debe informar al proveedor de atención médica siempre que empiece o suspenda otros medicamentos.

Es importante administrarse la cantidad correcta del medicamento porque muy poca levotiroxina controlará mal el hipotiroidismo, pero demasiada cantidad puede provocar efectos secundarios, como más apetito, insomnio, temblores y palpitaciones cardíacas o arritmias.

Establezca un calendario para sus visitas de seguimiento con el proveedor de atención médica. Con un seguimiento atento y, en caso necesario, un buen tratamiento, el hipotiroidismo se controla bien, se eliminan los síntomas y disminuye el riesgo de complicaciones a consecuencia de la afección.

Dr. Robert C. Smallridge, Endocrinología de Mayo Clinic en Jacksonville, Florida.

Please login or register to post a reply.