• By Sharon Theimer

Preguntas y respuestas: Tratamiento de la osteoartritis con inyecciones de corticoides

December 9, 2019
Hombre con dolor de rodilla sosteniendo su rodilla con ambas manos.

ESTIMADA MAYO CLINIC:
Tengo osteoartritis en la rodilla y continúa empeorando. ¿Me ayudaría con el dolor una inyección de esteroides? ¿Cuánto tiempo dura el tratamiento y, de ser necesario, con cuánta frecuencia hay que repetirlo?

RESPUESTA:
Los medicamentos corticoides son fármacos poderosos que pueden ayudar a disminuir el dolor y la inflamación en varias afecciones musculoesqueléticas, incluidos problemas articulares como la osteoartritis. Según el estado de salud y la fuerza de los síntomas, los efectos de la inyección de corticoides varían bastante. Si la inyección disminuye o elimina el dolor, posiblemente se pueda administrar otra inyección cuando los síntomas reaparezcan. No obstante, debido a la posibilidad de efectos secundarios graves, se limita tanto la cantidad de inyecciones como la frecuencia con la que se pueden administrar.

Una inyección de corticoides alivia el dolor de las articulaciones porque disminuye la inflamación en y alrededor de las mismas. Estos medicamentos sirven para quienes tienen osteoartritis porque la enfermedad suele derivar en dolor, sensibilidad e hinchazón en las articulaciones, especialmente de manos, rodillas, caderas y columna. De igual manera, es común recetar estas inyecciones a quienes tienen dolor debido a otros trastornos, como tendinitis, síndrome del túnel carpiano, gota, bursitis y artritis reumatoide.

La administración de la inyección de corticoides no suele requerir que el paciente ingrese al hospital por una noche, sino que basta con que el proveedor de atención médica lo haga en el consultorio. Antes de la inyección, se limpia muy bien el área con una solución especial. El proveedor de atención médica posiblemente aplique un anestésico en atomizador para entumecer la zona donde introducirá la aguja. A fin de verificar que la aguja está bien colocada, el proveedor de atención médica puede recurrir a la ecografía o a otro tipo de radiografía, llamada fluoroscopia, para ver el lugar donde ingresa la aguja al cuerpo.

Después de introducir la aguja, se inyecta el medicamento en ese sitio. Normalmente, estas inyecciones incluyen un corticoide para aliviar el dolor y la inflamación con el tiempo, así como un anestésico que ofrece alivio inmediato al dolor.

El tiempo que la inyección de corticoides alivia el dolor depende, sobre todo, del estado de salud de cada uno. En algunas personas, el efecto dura solamente una o dos semanas; en otros, en cambio, los síntomas desaparecen durante varios meses o más.

Los corticoides funcionan para aliviar síntomas como dolor, sensibilidad y rigidez en las articulaciones, pero también conllevan riesgos. Algunas personas, por ejemplo, ven que justo después de recibir la inyección, se exacerba el dolor y la inflamación en la articulación; pero en la mayoría de los casos, estos síntomas van desapareciendo en el transcurso de 48 horas.

Pese a ser raro, existen algunas complicaciones duraderas, tales como daño nervioso, infección en la articulación, daños en los tendones aledaños y afinamiento del cartílago y del hueso próximos al lugar de la inyección. Hay quienes sienten alivio temporal del dolor por el medicamento anestésico que generalmente se usa con estas inyecciones, pero no alivio prolongado del dolor. Por otro lado, es posible que para las personas que toman anticoagulantes como tratamiento de accidentes cerebrovasculares o trastornos cardíacos y de coagulación no sea seguro recibir la inyección de corticoides mientras toman esos medicamentos.

La evidencia indica que repetir las inyecciones de corticoides no cambia el avance de la artritis de la columna con el tiempo. Además, el uso crónico de inyecciones termina causando el deterioro del cartílago en la articulación y, por lo tanto, conduce a daño articular permanente. Por ello, normalmente no se administran estas inyecciones más de una vez cada 6 semanas. Se suele también recomendar que las personas no reciban inyecciones de corticoides más de 3 o 4 veces por año.

Revise con el proveedor de atención médica los beneficios y los riesgos de una inyección de corticoides para decidir si es lo adecuado en su situación. 

Dr. George G.A. Pujalte, Medicina Familiar y Medicina del Deporte de Mayo Clinic en Jacksonville, Florida.

Please login or register to post a reply.