• By Sharon Theimer

Regenerador puente al trasplante para un joven padre

17 febrero 2022
Steven Graham y su familia

Mayo Clinic no solamente va a la vanguardia de los procedimientos regenerativos que sirven como puente al trasplante, sino que también los refina. Estos procedimientos brindan nuevas alternativas para recuperar y fortalecer la salud, mientras los pacientes esperan que llegue ese regalo de vida.

El trasplante de órganos es una de las intervenciones quirúrgicas más serias y complejas, pero también restablece drásticamente la salud y la calidad de vida del paciente. El Centro von Liebig para Trasplantes y Regeneración Clínica en Mayo Clinic, junto al Programa Van Cleve para Medicina Regenerativa Cardíaca en Mayo Clinic, lideran el progreso de las intervenciones regenerativas de punta que hacen más exitosos los trasplantes de órgano.

«Como método regenerativo, usamos un medio ambulatorio para posicionar una bomba de globo intraaórtico que, junto con los medicamentos, ayuda a que los pacientes se rehabiliten y recuperen la fuerza mientras esperan por el trasplante. Descubrimos una nueva manera de colocar el dispositivo, que es menos complicada para los pacientes y lo vuelve tolerable por un período más largo, puesto que, en ocasiones, es preciso dar más tiempo al cuerpo para que se recupere lo suficiente a fin de realizar el trasplante de órgano», señala el Dr. Atta Behfar, cardiólogo de trasplantes y director del Programa Van Cleve para Medicina Regenerativa Cardíaca en Mayo Clinic. El Dr. Behfar también es subdirector de transformación en el Centro para Medicina Regenerativa.

La historia de Steven

Steven Graham de 34 años y procedente de Ames (Iowa) nació con el corazón al revés, afección conocida como transposición de las grandes arterias. Cuando era bebé, lo operaron para corregir esta cardiopatía congénita y, luego, echó por tierra la predicción de los médicos de que probablemente no superaría los 30 años de edad.

Sin embargo, después de una serie de marcapasos colocados durante el transcurso de los años, el corazón estaba rindiéndose y era necesario un trasplante. Para complicar las cosas, el deteriorado músculo cardíaco de Steven creaba demasiada presión posterior y dañaba los pulmones.

Los médicos dijeron que necesitaría un trasplante de corazón y de pulmón. Después, recibió la nefasta noticia de que ya no había nada más que hacer.

Fue entonces, cuando Steven recurrió a Mayo Clinic.

«Las presiones pulmonares estaban altas porque el corazón no funcionaba adecuadamente. Nos preocupaba que de no ser posible revertirlas, llevarían a una insuficiencia en el nuevo corazón. Pensábamos que si se lograba reducir esas presiones pulmonares solo se necesitaría el trasplante de un órgano y se evitaría un trasplante mucho más complejo, como es el de corazón y pulmón. Sin el trasplante cardíaco, el pronóstico era de apenas unos meses», dice el Dr. Sudhir Kushwaha, cardiólogo de trasplantes en Mayo Clinic.

Un método regenerativo

Cuando los medicamentos estándar, tanto orales como intravenosos, no redujeron por sí solos las presiones pulmonares, el equipo de trasplantes en Mayo Clinic adoptó un método regenerativo para tratar a Steven.

Le implantaron una bomba de globo intraaórtico, a través de la arteria axilar que pasa por toda la parte superior del pecho, con un procedimiento descubierto y validado mediante estudios de Mayo Clinic. Este método de invasión mínima que se realiza por la piel, conocido como método percutáneo, permite usar anestesia local para introducir la bomba de globo a través del brazo y pasarla por la aorta. Es un método desarrollado en el Programa Van Cleve para Medicina Regenerativa Cardíaca y es un descubrimiento que ofrece a pacientes como Steven la flexibilidad de levantarse, caminar e incluso hacer ejercicio mientras la bomba funciona dentro del cuerpo.

La manera tradicional de colocar la bomba de globo es a través de una arteria de la pierna y, después, los pacientes deben permanecer todo el tiempo acostados en la cama.

«No queremos bajo ningún concepto que quien espera por un trasplante permanezca acostado en cama durante muchas semanas, porque someterse a una cirugía con mal acondicionamiento físico o después de haber estado en cama, puede alargar bastante el tiempo de rehabilitación en la UCI después del trasplante», explica el Dr. Behfar.

La ventaja de colocar la bomba de globo en el brazo es que los pacientes se benefician de tenerla colocada durante semanas o meses, en lugar de solamente unos días. En el caso de Steven, esto dio tiempo para que la bomba revierta las presiones altas en los pulmones y que el cuerpo se restablezca y fortalezca antes del trasplante.

«Durante el transcurso de varias semanas, la bomba de globo y los medicamentos administrados hicieron que las células en las arterias pulmonares dejaran de reaccionar anormalmente y se comportaran de forma más normal. A medida que los pulmones se restablecían, las presiones empezaban a descender y, según los pulmones se normalizaban, nos dimos cuenta de que si se le ofrecía un trasplante de corazón, ese nuevo órgano funcionaría normalmente», afirma el Dr. Behfar.

«Lo iba a hacer e iba a ser estupendo»

Con la bomba de globo, Steven no solamente pudo caminar, sino que también pudo hacer ejercicio en la habitación del hospital. Además, aprovechó la oportunidad para recuperar fuerzas a fin de someterse a la cirugía, con la meta final de volver a casa con su familia.

«A diario, pedaleaba 10 millas (16 km) en la bicicleta estacionaria y repetía que lo iba a hacer, que iba a ponerme suficientemente fuerte para el trasplante a fin de irme a casa después, e iba a ser estupendo. Además, me decía a mí mismo que estaba casi por llegar a la meta y que no debía detenerme», recuerda Steven.

Su esfuerzo rindió fruto. Después de dos meses con bomba de globo y medicamentos, las presiones pulmonares descendieron y se encontraba apto para el trasplante de corazón. El tiempo que pasó en la bicicleta haciendo ejercicio le fortaleció los músculos, por lo que su recuperación fue tan rápida que recibió el alta del hospital dos semanas después del trasplante.

Vida nueva

Steven, su esposa Randi y su hijita Ari disfrutan de un nuevo capítulo en sus vidas.

«Ahora, puedo hacer prácticamente todo lo que quiero. Salimos a caminar casi todas las noches; hago ejercicio en la bicicleta elíptica y hace poco asistimos a dos bodas, donde pudimos bailar todo lo que quisimos», dice Steven.

«La vida es tan diferente ahora… puede llevar de paseo a la niña al parque, puede dar volteretas en la cama con ella; es maravilloso y no podríamos estar más agradecidos», añade Randi.

Steven, siempre un luchador, espera vivir largo y gozar de un futuro activo en el que quizás algún día pueda ser entrenador de los equipos deportivos juveniles de su hija.

«Nadie sobrevive de bebé una experiencia casi mortal, solo para morir a los 30 años. Quiero vivir, quiero estar aquí cuando Ari cumpla 30 años y ver qué ha hecho en su vida», concluye Steven.

El equipo de trasplantes atribuye la rápida recuperación de Steven a la intervención regenerativa y a la determinación de este hombre.

###

Señores periodistas: Un vídeo con calidad de teledifusión está disponible en inglés aquí. Favor mencionar «Red Informativa de Mayo Clinic». Puede encontrar información sobre los servicios internacionales de Mayo Clinic aquí.

Información sobre Mayo Clinic

Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic para leer más noticias sobre Mayo Clinic.

Contacto para los medios de comunicación:

Susan Buckles, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, newsbureau@mayo.edu