About

Member has chosen to not make this information public.

Posts (920)

1 day ago · Indicadores iniciales: el plasma de personas convalecientes en tratamiento experimental es seguro para pacientes con COVID-19

Laboratorios Mayo Clinic para la investigación convaleciente en plasma

ROCHESTER, Minnesota ― Los indicadores iniciales sugieren que el plasma de personas convalecientes en tratamiento experimental es seguro para tratar pacientes gravemente enfermos con COVID-19, según los datos de seguridad que Mayo Clinic y colaboradores han informado sobre los primeros 5000 pacientes hospitalizados que recibieron una transfusión de plasma de convalecientes en tratamiento experimental como parte del Programa de Acceso Expandido nacional de la Administración de Alimentos y Medicamentos para la COVID-19. En este momento, el plasma de convalecientes es el único tratamiento con anticuerpos disponible para la COVID-19.

El informe evaluó los primeros siete días posteriores a la transfusión de 5000 pacientes hospitalizados con COVID-19 grave o con riesgo de vida, o que fueron considerados en riesgo alto de progresar a un estado grave o con riesgo de vida. El protocolo de investigación define como graves o con riesgo de vida los casos de disnea, disminución de la saturación de oxígeno en sangre, insuficiencia respiratoria, choque séptico y disfunción o insuficiencia multiorgánica. El sesenta y seis por ciento de los pacientes se encontraba en la unidad de cuidados intensivos y casi el 20 por ciento había sido diagnosticado con disfunción o insuficiencia multiorgánica. Cabe destacar que se informaron menos de un 1 por ciento de eventos adversos graves relacionados con la transfusión del plasma.

Los pacientes recibieron plasma entre el 3 de abril y el 3 de mayo. La incidencia de mortalidad a los siete días fue del 14,9 por ciento. Los investigadores notaron que aunque el estudio no fue diseñado para evaluar la eficacia del plasma de personas convalecientes, una incidencia de mortalidad a los siete días del 14,9 por ciento en esta cantidad de pacientes indica que “no hay señal de toxicidad más allá de lo que se espera del uso de plasma en pacientes gravemente enfermos”. Los próximos pasos consisten en recolectar y revisar más datos de seguridad, y continuar los estudios para determinar la eficacia de la intervención.

“Este es solo el comienzo del proceso de informes”, dijo Michael Joyner, M.D., jefe del Programa de Acceso Expandido en Mayo Clinic. “Somos optimistas pero debemos mantenernos objetivos mientras evaluamos más cantidad de datos de pacientes”.

Es importante destacar que este es un informe de seguridad y no brinda ningún hallazgo sobre la eficacia del plasma de personas convalecientes en el tratamiento de la COVID-19. Además, el Programa de Acceso Expandido está en curso y todavía se están recopilando datos. Este no es un ensayo clínico; no hay grupo de control (por ejemplo, un grupo de pacientes que no reciben intervención médica). Sin embargo, debido a la naturaleza mortal de la COVID-19 y la gran población de pacientes gravemente enfermos incluidos en el estudio, la tasa de mortalidad no parece excesiva, indican los investigadores.

Los números actuales de los pacientes inscritos se encuentra en uscovidplasma.org.

El programa de plasma de pacientes convalecientes en Mayo Clinic se desarrolló a partir de una iniciativa nacional de médicos e investigadores de 40 instituciones que se autoorganizaron para investigar el uso del plasma de personas convalecientes durante la pandemia de COVID-19. Estas instituciones son Mayo Clinic, Johns Hopkins University, Washington University, Albert Einstein College of Medicine, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, Michigan State University y muchos otros centros médicos académicos y organismos gubernamentales que buscan establecer un programa nacional para modificar el curso de la enfermedad.

Mayo Clinic se compromete a continuar la investigación para que los pacientes puedan beneficiarse de los nuevos descubrimientos lo antes posible. El objetivo de Mayo es descubrir y aplicar rápidamente los avances científicos para vencer esta enfermedad mortal.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro dedicada a la innovación en la práctica, la educación y la investigación clínicas, que ofrece respuestas con un enfoque experto y compasivo para todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic si desea ver más noticias de Mayo Clinic.

Contacto para los medios de comunicación:
Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico:
newsbureau@mayo.edu.

3 days ago · Preguntas y respuestas: COVID-19 y personas con discapacidades

hombre discapacitado discapacitado en silla de ruedas

Estimada Mayo Clinic: 
Mi padre, quien sufre de enfermedad de Lou Gehrig, vive conmigo y con mi familia, incluidos tres niños. Si bien mi esposo puede trabajar desde casa, yo estoy obligada a salir para asistir a mi trabajo. Aunque mantengo el distanciamiento social, me pregunto si debo hacer algo distinto al momento de cuidar de mi padre para no exponerlo a un riesgo mayor de contraer COVID-19 y a problemas más graves. Por momentos, a él ya le cuesta respirar y toser. ¿Debo aislarme para disminuir el riesgo, o debo hacer algo especial para mantenerlo a salvo?

Respuesta: 
Ser cuidador, especialmente de alguien con problemas físicos y neurológicos, siempre impone un desafío; y durante la pandemia de la COVID-19, puede resultar aún más difícil cuidar de uno mismo y de sus seres queridos. La felicito por tener en cuenta lo que su padre podría necesitar para garantizar que tanto él como usted gocen de buena salud.

Está en lo correcto al reconocer que las personas con determinadas afecciones neurológicas y discapacidades físicas asociadas, como la enfermedad de Lou Gehriguna lesión de la médula espinal o esclerosis múltiple, no solo corren un riesgo mayor de contraer COVID-19, sino también de desarrollar problemas respiratorios graves vinculados a esta. Esto se debe a que posiblemente los músculos que los ayudan a respirar ya de por sí no funcionan de manera normal.

En el caso de las personas como su padre, que tienen una afección que causa parálisis o debilita los músculos del tórax, abdomen o diafragma, se les dificulta extraer las secreciones pulmonares mediante la tos. Tal como lo señaló, su padre ya tiene dificultades para inhalar y llenar los pulmones con el oxígeno que se transporta al resto del cuerpo. También puede resultar difícil reconocer si está experimentando los síntomas típicos vinculados a la COVID-19 a raíz de su dificultad para toser. Por ejemplo, para alguien que ya tiene debilidad en los músculos respiratorios, la fiebre podría ser el único síntoma anormal que presenta.

Considere estos consejos que le brindarán protección adicional a su padre, o a cualquier persona que tenga una discapacidad física:

  • Estar bien hidratado. Para los pacientes con discapacidades físicas, es importante mantenerse hidratados a fin de mantener las secreciones pulmonares poco espesas. Ingerir un poco más de líquidos de lo normal también puede ayudar en un clima más cálido.
  • Mantener una buena nutrición. Adopte una alimentación saludable y bien equilibrada para fortalecer el sistema inmunitario.
  • Realizar «ejercicios para toser» y respirar hondo, es decir, maniobras para toser de manera controlada que ayudan a limpiar los pulmones.
  • Cambiar de posición con frecuencia. En el caso de las personas como su padre, resulta beneficioso cambiar de posición, ya que se utiliza la gravedad para ayudar a limpiar los pulmones.

Además, se alienta a las personas con discapacidades físicas a adoptar medidas adicionales de seguridad con respecto al distanciamiento social, particularmente si usan silla de ruedas. Al estar sentados en una silla de ruedas, la cabeza permanece en una posición más baja que las personas que están de pie, por lo que estas personas pueden ser más vulnerables a recibir gotitas respiratorias cuando una persona infectada tose, estornuda o habla.

Incluso aunque sea cuidadosa con el distanciamiento social y el lavado de manos, si su padre está en silla de ruedas, tanto él como usted, por ser su cuidadora, deberán considerar estas medidas adicionales:

  • Mantener una distancia de un mínimo de 6 pies (1,80 m) de los demás, siempre que sea posible.
  • Lavarse el rostro y las manos después de haber estado con gente y haber mantenido conversaciones en persona.
  • Usar una solución antibacteriana para limpiar las áreas de contacto más frecuente, como ruedas, frenos y aros de empuje de una silla de ruedas manual a lo largo del día. En el caso de las sillas de ruedas eléctricas, usar una solución antibacteriana para limpiar la palanca de mando y cualquier otro control, apoyabrazos, bandeja o parte que esté en contacto con las manos.

Si su padre usa otros dispositivos de ayuda, como andadores o bastones, asegúrese también de limpiarlos regularmente con productos antibacterianos. Si su padre depende de un respirador, también deberá ser cuidadosa respecto de la limpieza y desinfección del equipamiento médico y cambiar los filtros como lo indique el fabricante. Como cuidadora, deberá usar una mascarilla al momento de cuidar a su padre. También deberá usar un protector ocular al momento de succionar secreciones orales o respiratorias. Por último, recomendaría que arme un plan de respaldo, que incluya identificar a un cuidador alternativo, en caso de que usted o su esposo enfermen y no puedan asistir a su padre.

También le sugiero hablar con el proveedor de atención médica de su padre para que le confirme a qué síntomas o problemas deberá estar atenta o que merezcan llamar al 911.

Mientras tanto, siga manteniendo el distanciamiento social y una buena higiene de manos para protegerse a sí misma y a sus seres queridos de la COVID-19. ― Dra. Kristin Garlanger, Medicina Física y Rehabilitación, Mayo Clinic, Rochester, Minnesota

Consulte el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y el sitio web de la Organización Mundial de la Salud para más noticias de última hora sobre la COVID-19. Para más información y toda la cobertura del COVID-19, visite la Red Informativa de Mayo Clinic y mayoclinic.org.

Wed, May 20 5:00am · La olanzapina puede ayudar a controlar náuseas y vómitos en pacientes con cáncer avanzado

ROCHESTER, Minnesota:  La olanzapina es un medicamento genérico que se emplea en el tratamiento de afecciones nerviosas, emocionales y mentales, pero que en los pacientes con cáncer avanzado, también puede ayudar a controlar bien náuseas y vómitos no relacionados con la quimioterapia. Ese fue el descubrimiento de un estudio publicado el jueves 7 de mayo en JAMA Oncology.

El Dr. Charles Loprinzi, oncólogo médico de Mayo Clinic, desempeñó una función de liderazgo en este descubrimiento, conjuntamente con el Dr. Rudolph Navari de la Universidad de Alabama en Birmingham.

“La mayoría de las personas está muy al tanto de que quienes reciben quimioterapia sufren de náuseas y vómitos, pero poco saben respecto a los graves problemas de los pacientes con cáncer avanzado con náuseas y vómitos no relacionados con la quimioterapia”, explica el Dr. Loprinzi.

Los doctores Loprinzi y Navari encontraron pocos estudios acerca de náusea y vómitos no relacionados con la quimioterapia en pacientes con cáncer avanzado, por lo que decidieron llevar a cabo un ensayo clínico.

Ambos colegas, junto a otros colaboradores, realizaron un ensayo aleatorio y controlado con placebo en 30 pacientes con cáncer avanzado, quienes sufrían graves problemas de náusea y vómito pese a no haber recibido últimamente quimioterapia ni radioterapia. Los investigadores asignaron aleatoriamente a los pacientes para recibir a diario una dosis baja de olanzapina o un placebo. Ni los participantes en el ensayo ni los profesionales médicos sabían quiénes recibían olanzapina o placebo.

El primer día del estudio y antes de empezar con la administración de los medicamentos, los participantes calificaron la náusea que sintieron en las últimas 24 horas mediante una escala del 0 al 10, en la que 0 corresponde a nada de náusea y 10 a la peor posible. Los participantes continuaron calificando la náusea a diario, aproximadamente a la misma hora del día, durante todo el estudio.

Cuando se sacaron a la luz todos los datos del estudio, el equipo investigativo observó que el primer día del estudio, los 30 participantes calificaron las náuseas entre 8 y 10 sobre 10. Después de una semana y un día, los 15 pacientes que recibieron placebo todavía calificaron a la náusea entre 8 y 10 sobre 10. En cambio, los 15 pacientes que recibieron olanzapina calificaron a la náusea entre 2 y 3 sobre 10 después del primer día, y entre 0 y 3 sobre 10 al cabo de una semana. Consecuentemente con esto, los pacientes informaron menos vómito, mejor apetito y más bienestar. Ninguno de los pacientes que participaba en el ensayo y recibía olanzapina informó sobre eventos adversos.

“La administración de 5 miligramos de olanzapina diarios durante 7 días mejoró notoriamente la calidad de vida y sin efectos secundarios. Además, como medicamento genérico, también es relativamente asequible, pues la provisión para un mes suele costar alrededor de 10 a 15 dólares”, señala el Dr. Navari.

“Actualmente, las pautas para controlar las náuseas y los vómitos en pacientes con cáncer avanzado no especifican ningún medicamento como considerablemente mejor que muchos otros fármacos, pero creemos que se puede tomar a estos resultados como una buena práctica para el tratamiento de la náusea y el vómito en los pacientes con cáncer avanzado”, concluye el Dr. Loprinzi.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic para leer más noticias sobre Mayo Clinic y Mirada interna de Mayo Clinic para más información sobre Mayo Clinic.

Contacto para los medios de comunicación: 
Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu.

Tue, May 19 5:00am · Mayo Clinic recibe de BARDA 26 millones de dólares para el programa de acceso ampliado al plasma de convalecientes de COVID-19

Laboratorios de Mayo Clinic para investigación sobre el plasma de convalecientes

ROCHESTER, Minnesota: Mayo Clinic obtuvo un contrato de 26 millones de dólares de la Autoridad para la Investigación y el Desarrollo Biomédico Avanzado (BARDA, por sus siglas en inglés), que pertenece a la Oficina del Secretario Adjunto para Preparación y Respuesta en el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. El apoyo económico es para el programa de acceso ampliado al plasma de convalecientes para combatir la COVID-19. El pasado 3 de abril, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos anunció este programa nacional que está dirigido por el investigador de Mayo Clinic Dr. Michael Joyner y que se encarga de coordinar en todo el país un registro electrónico de médicos y pacientes (uscovidplasma.org) para acelerar el acceso y mejorar la disponibilidad del plasma experimental de convalecientes para los pacientes hospitalizados que lo necesitan.

La financiación de BARDA llega cuando más se necesita para continuar ampliando el acceso y la infraestructura de este esfuerzo de contraataque terapéutico. En menos de un mes, más de 2000 hospitales y 4000 médicos han inscrito a 10 000 pacientes y, hasta la fecha, más de 5000 pacientes han recibido la infusión y miles más pueden calificar para el plasma de convalecientes.

“Mayo Clinic se movilizó rápidamente para avanzar de forma científica el asunto del plasma de convalecientes. Estamos muy contentos de trabajar con nuestros colegas y con el gobierno federal para combatir esta pandemia de todas las maneras posibles, como parte de la misión que tiene Mayo de enfocarse en el paciente. Es fundamental contar con una colaboración legítima entre los investigadores de todo el país para alcanzar todo el potencial del tratamiento con el plasma de convalecientes”, señala el Dr. Joyner, anestesiólogo de Mayo Clinic e investigador principal del programa.

El apoyo federal cubrirá el costo de la recolección y distribución del plasma de convalecientes, aumentará el acceso de los pacientes y apoyará la infraestructura científica y reguladora para la operación del programa. Mayo Clinic servirá como centro de la junta de revisión institucional (IRB, por sus siglas en inglés) para la supervisión del programa de acceso ampliado.

“En la investigación, el apoyo federal es fundamental. Este financiamiento adicional no solamente sustentará el programa, sino que ampliará su eficacia y mejorará su capacidad de atraer a una cantidad aún mayor de pacientes y proveedores de atención médica para que participen. Mayo Clinic está agradecida por el financiamiento de la Autoridad para la Investigación y el Desarrollo Biomédico Avanzado”, anota el Dr. Gregory Gores, Decano Ejecutivo Kinney para Investigación en Mayo Clinic.

El plasma de personas convalecientes es el plasma sanguíneo recolectado de gente que se recuperó de la COVID-19. El plasma sirve para tratar después a otras personas en estado avanzado de la enfermedad. A fin de participar, los donantes de plasma deben someterse a análisis para verificar que ya se recuperaron de la COVID-19 y que no padecen otras enfermedades subyacentes. El paciente recibe la infusión del plasma del donante convaleciente, el cual contiene anticuerpos que podrían disminuir la gravedad de la enfermedad. 

Los médicos de cualquier institución que tratan en estos momentos a pacientes con COVID-19 pueden registrar la información sobre sus pacientes en uscovidplasma.org para que tengan acceso al plasma de convaleciente a través del programa de acceso ampliado.

Mayo Clinic tiene el compromiso de avanzar la ciencia médica para garantizar que los pacientes puedan aprovechar cuando antes los nuevos descubrimientos. El propósito de Mayo es descubrir y aplicar con rapidez los avances científicos que ganarán la batalla contra esta enfermedad mortal.

El proyecto se financió parcialmente o en su totalidad con fondos federales procedentes del Departamento de Salud y Recursos Humanos, de la Oficina del Secretario Adjunto para Preparación y Respuesta, así como de la Autoridad para la Investigación y el Desarrollo Biomédico Avanzado, bajo el contrato número 75A50120C00096.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic para leer más noticias sobre Mayo Clinic y Mirada interna de Mayo Clinic para más información sobre Mayo Clinic.

Contacto para los medios de comunicación:
Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu.

Mon, May 18 5:00am · VIRUS: primer registro sobre COVID-19 que sigue la experiencia mundial de las UCI para definir tendencias en la atención de pacientes gravemente enfermos

image depicting the Covid-19-causing coronavirus.

MOUNT PROSPECT, Illinois: La Sociedad de Medicina Intensiva (SCCM, por sus siglas en inglés) y Mayo Clinic se unieron para impulsar el primer registro mundial sobre la COVID-19 a fin de seguir los patrones de atención de las UCI y los hospitales casi en tiempo real. La Sociedad de Medicina Intensiva tiene una red para investigación en cuidados intensivos llamada Discovery, la cual creó el estudio mundial VIRUS (acrónimo en inglés para estudio universal sobre infecciones virales y enfermedades respiratorias) a fin de mostrar las variaciones en la práctica y ofrecer una enorme base de datos sobre tratamientos y cuidados eficaces. 

El registro crece día a día y cuenta con un tablero de control que muestra datos basados en más de 3400 pacientes pertenecientes a 110 instituciones de atención médica en 8 países. Con actualizaciones regulares, el tablero de control sigue los datos sobre ciertas tendencias, como la duración de la respiración mecánica, el tiempo de estadía en la UCI, los detalles del alta de la UCI y el tipo de apoyo médico que reciben los pacientes, así como su información demográfica, sexo, edad y raza.

“La pandemia de la COVID-19 presentó retos sin precedentes a los sistemas de atención médica de todo el mundo y, por ello, debemos vivir en un mundo más conectado y trabajar juntos para aprender de las experiencias mutuas y reducir la fuerza del impacto. Compartir el conocimiento agregado y difundirlo de forma oportuna a través de una sola base de datos será fundamental para llevar a cabo estudios comparativos respecto a la eficacia. Esto realmente cambiará las cosas”, comenta el Dr. Rahul Kashyap, científico de Mayo Clinic e investigador principal del registro VIRUS sobre la COVID-19.

El estudio observacional de acceso abierto y registro incluye datos clínicos despersonalizados sobre adultos y niños que ingresaron al hospital para recibir atención médica por la enfermedad del coronavirus y utiliza el sistema REDCap para capturación de datos, que es una base de datos de Mayo Clinic sumamente segura. Los diferentes puntos de atención médica podrán acceder a sus propios datos en todo momento y presentar al comité directivo de Discovery en la Sociedad de Medicina Investigativa propuestas para estudios auxiliares que usen el conjunto de los datos VIRUS con fines investigativos.

El registro surgió a partir del reconocimiento por parte de la comunidad médica mundial sobre la incapacidad de recolectar oportunamente datos consensuados durante el brote de ébola del año 2014.

“A medida que las cifras de la pandemia de la COVID-19 aumentaban, de un momento a otro se volvió obvia la proliferación junto al virus de la medicina anecdótica y basada en opiniones. Se vio la urgente necesidad de contar con datos confiables que sirvieran de guía para tomar decisiones con esta oleada de pacientes gravemente enfermos”, anota el Dr. Allan J. Walkey, profesor adjunto de medicina en la Universidad de Boston y otro de los investigadores principales del estudio VIRUS.

El registro muestra cómo un espíritu de colaboración logra rápidamente reunir datos cruciales. Cuatro días después de que la Organización Mundial de la Salud declarase la pandemia de COVID-19, la Dra. Vishakha Kumar, otra de las investigadoras principales y directora investigativa en funciones de Discovery en la Sociedad de Medicina Intensiva, habló respecto a la necesidad del registro con el Dr. Kashyap. Cuatro días después y en domingo, el Dr. Walkey tuiteó “¿está alguien haciendo un registro sobre la COVID?” y antes de acabar el dia, el grupo ya tenía un plan para proseguir.

“Es notable la rapidez con la que se unió la comunidad médica mundial con el afán de compartir datos y entender este virus novedoso de forma que mejore el cuidado de los pacientes. Los profesionales médicos que trabajan en el frente de batalla de esta pandemia proveen los datos en su tiempo libre. La información recopilada no solamente ayuda con el cuidado de los pacientes que actualmente tienen COVID-19, sino que también guiará la atención de los pacientes en futuros brotes. Mientras más centros participen en el mundo entero, mejores datos tendremos todos”, apostilla el Dr. Greg Martin, presidente electo de la Sociedad de Medicina Intensiva y director ejecutivo adjunto para las divisiones de Neumología, Alergología, Cuidados Intensivos y Medicina del Sueño de la Escuela de Medicina de la Universidad de Emory. 

El registro se abrió el 31 de marzo y 6 semanas después, tenía información sobre más de 3400 casos. Todos los sitios recogerán información sobre las características del paciente, las estrategias terapéuticas y los resultados para luego despersonalizarlos, o sea, retirar los nombres y otros datos informativos que no formarán parte de la base de datos.

Todos los centros que tratan a pacientes con COVID-19 están invitados a participar en el registro.

El proyecto de un año de duración y fundado por la Fundación Gordon y Betty Moore brindará datos para futuros estudios sobre la COVID-19. Los resultados de VIRUS serán particularmente útiles para guiar el manejo de los pacientes durante una posible segunda ola de la pandemia. La base de datos también crea una estructura para la recolección rápida de datos, su análisis y su diseminación, lo que permitirá reaccionar con agudeza en brotes futuros. La Fundación Gordon y Betty Moore fomenta los descubrimientos científicos de vanguardia, la conservación ambiental, las mejoras en el cuidado de los pacientes y la conservación del aspecto especial de la bahía de San Francisco.

En el año 2016, la Sociedad de Medicina Intensiva creó Discovery como un recurso central para vincular a los investigadores en cuidados intensivos y ampliar los estudios sobre ese tipo de enfermedades y lesiones, a fin de ofrecer interconexiones centralizadas y recursos tangibles, como el almacenamiento de datos, la administración del apoyo estadístico y otras necesidades.

Para más información, visite Registro VIRUS sobre la COVID-19 de Discovery.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic para leer más noticias sobre Mayo Clinic y Mirada Interna de Mayo Clinic para más información sobre Mayo.

Sociedad de Medicina Intensiva

La Sociedad de Medicina Intensiva (SCCM, por sus siglas en inglés) es la mayor organización médica, sin fines de lucro y dedicada a promover la excelencia y la uniformidad en la práctica de los cuidados intensivos. Cuenta con miembros en más de 100 países y es la única organización que representa a todos los profesionales que integran el equipo de cuidados intensivos. Además, ofrece una variedad de actividades que garantizan excelencia en la atención del paciente, la educación, la investigación y la defensa de intereses. La misión de la Sociedad de Medicina Intensiva es asegurar la máxima calidad en la atención de todos los pacientes gravemente enfermos o lesionados. Si desea más información, visite sccm.org. Sígala en @SCCM o visite su página en Facebook.

Contacto para los medios de comunicación:
Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu.

Thu, May 7 10:00am · Esfuerzo por encontrar la vacuna contra la COVID-19

Illustration of coronavirus

Continúa la presión por crear una vacuna que evite que la gente contraiga el SARS-CoV-2, o virus causante de la COVID-19. La Dra. Stacey Rizza, especialista en enfermedades infecciosas de Mayo Clinic, dice que elaborar una vacuna implica investigación, dinero y tiempo.

“Todos queremos tener lista en este preciso momento una vacuna y los investigadores de todo el mundo, incluidos los de Mayo Clinic, trabajan lo más rápido posible para conseguirlo. Sin embargo, antes de tener una vacuna para uso general, primero se debe verificar que esté bien elaborada y también hay que probarla”, señala la Dra. Rizza.

La Dra. Rizza anota que Mayo Clinic está fuertemente involucrada en la elaboración de una vacuna contra el virus SARS-CoV-2, a través de la investigación de varios medios diferentes. Además, Mayo Clinic mantiene conversaciones con empresas de biotecnología y compañías farmacéuticas respecto a la elaboración conjunta y la realización de pruebas de otras vacunas posibles.

Vea: la exposición de la Dra. Rizza acerca de la elaboración de una vacuna contra la COVID-19 (en inglés)

Señores periodistas: los fragmentos con calidad de teledifusión de la intervención de la Dra. Rizza (en inglés) están en las descargas, al final de este artículo. Favor mencionar: Dra. Stacey Rizza, Enfermedades Infecciosas de Mayo Clinic”.

¿Cuándo estará lista una vacuna?

“Todavía estamos muy lejos de que eso ocurra, porque primero hay que entender mucho mejor la virología y la inmunología, o la reacción humana al virus”, comenta la Dra. Rizza.

¿Cómo elaboran los científicos las vacunas?

“En el proceso de elaboración de una vacuna, primero se ve si provoca una reacción inmunitaria; luego, se prueba para garantizar que sea segura en los humanos y, por último, se hacen más pruebas para verificar que realmente funciona y evita la infección. Este proceso lleva meses o años y apenas estamos en lo que yo considero son los primeros pasos”, explica la Dra. Rizza.

Con la vacuna contra la COVID-19, los investigadores no empiezan desde cero, añade la Dra. Rizza. Pues la información aprendida de otros coronavirus ha dado un cierto adelanto.

“Este virus tiene una estructura muy similar a la del síndrome respiratorio agudo severo (SARS, por sus siglas en inglés) que afectó a los seres humanos hace unos años. Con ese virus, se obtuvo alguna información científica y salieron también las primeras vacunas posibles. Sin embargo, no podemos contar con que aparezca una vacuna eficaz y segura hasta dentro de un tiempo”, asevera la Dra. Rizza. 

La Dra. Rizza acota que la vacuna contra la COVID-19 es la prioridad principal y que los investigadores trabajan sin tregua para elaborar una que detenga la propagación de la enfermedad.

¿Qué se puede hacer en este momento para evitar la COVID-19?

La propagación de la COVID-19 puede evitarse con las siguientes medidas:

  • Mantener una distancia mínima de 1.80 metros (6 pies) con las demás personas.
  • Lavarse las manos regularmente con agua y jabón. De no ser posible, usar un desinfectante de manos o toallas desinfectantes.
  • Evitar tocarse la cara.
  • Controlar diariamente la presencia de síntomas, como fiebre, tos y falta de aire.
  • Llamar al proveedor de atención médica o al hospital local ante la presencia de síntomas para ver si es necesario hacer la prueba para la COVID-19.

Consulte el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y el sitio web de la Organización Mundial de la Salud para más noticias de última hora sobre la COVID-19. Para más información y toda la cobertura del COVID-19, visite la Red Informativa de Mayo Clinic y mayoclinic.org.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic para leer más noticias sobre Mayo Clinic y Mirada interna de Mayo Clinic para más información sobre Mayo Clinic.

Contacto para los medios de comunicación: 
Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu.

Fri, May 1 12:00pm · Preguntas y respuestas: La mala salud pulmonar parece desempeñar una función en las muertes relacionadas con la COVID-19

ESTIMADA MAYO CLINIC:
¿Por qué la COVID-19 es tan nociva para los pulmones y tienen los fumadores más riesgo de que el virus les haga daño? En calidad de fumador, ¿debería yo tomar más precauciones que las demás personas?

RESPUESTA:
La COVID-19 afecta considerablemente los pulmones. Las personas cuya salud pulmonar está afectada por factores como una enfermedad de los pulmones o el hábito de fumar suelen tener mayor riesgo de sufrir complicaciones más severas a consecuencia de la COVID-19. Usted puede disminuir el riesgo de contraer la COVID-19 si practica las técnicas para prevenir infecciones y cumple esmeradamente con otras pautas que ralentizan la propagación de la enfermedad.

La COVID-19 es principalmente una enfermedad respiratoria producida por un virus, que puede provocar síntomas como fiebre, tos, falta de aire y dificultad para respirar. Los síntomas varían ampliamente y van desde muy leves a severos. En las personas con los síntomas más severos, la enfermedad suele derivar en pulmonía, que es la infección de los alvéolos pulmonares. La pulmonía puede requerir el ingreso del paciente al hospital y la colocación de una máquina para respirar, o respirador. En algunos casos, la dificultad para respirar sumada a la pulmonía convierten a la COVID-19 en una enfermedad mortal.

La mala salud pulmonar parece desempeñar una función en las muertes relacionadas con la COVID-19. Aunque el hábito de fumar no sea el único factor que influye sobre la salud pulmonar, su efecto es considerable. Los investigadores creen que fumar hace a la gente más susceptible tanto a la infección que causa la COVID-19 como a sus complicaciones, porque el hábito de fumar daña las defensas naturales del cuerpo contra algunas bacterias y virus.

Los datos procedentes de la China muestran que la tasa de mortalidad en ese país debido a la COVID-19 está, en general, ligeramente por encima del 2 por ciento. En las personas que ya padecen una enfermedad pulmonar antes de sufrir la infección, esa tasa es mucho mayor y llega al 6 por ciento. Otras enfermedades subyacentes también hacen diferencia. Por ejemplo, en las personas con enfermedades cardiovasculares que tuvieron COVID-19 en China, la tasa de mortalidad fue superior al 10 por ciento. En las personas con diabetes, fue del 7 por ciento, y en la gente que padecía presión arterial alta fue del 6 por ciento. Además, mientras más edad tenía la gente, mayor era el riesgo de enfermar gravemente.  

Por lo tanto, el hecho de que usted fume ciertamente aumenta su riesgo de presentar síntomas más graves, en caso de llegar a contraer la COVID-19. Sin embargo, hay otros factores que también desempeñan una función en ese riesgo, como la edad y cualquier problema de salud subyacente.

Fume o no fume, hay ciertas medidas concretas que puede tomar para protegerse contra el virus. Siempre tosa o estornude dentro de un pañuelo desechable o en el pliegue interno del codo y luego lávese las manos. No se toque la cara hasta después de haberse lavado bien las manos durante por lo menos 20 segundos. Lávese las manos con frecuencia. Si no tiene agua y jabón, use un desinfectante de manos que contenga al menos 60 por ciento de alcohol. Quédese en casa si está enfermo e insista en que los demás miembros de la familia hagan lo mismo. Reduzca la interacción cara a cara con cualquier persona que pueda estar enferma y desinfecte regularmente las superficies que se tocan con frecuencia.

Es también importante que todos los años reciba la vacuna antigripal y que verifique si recibió la vacuna neumocócica. Debido a que la COVID-19 y la gripe tienen síntomas similares, puede resultar difícil diferenciarlas, pero cuando se recibe la vacuna antigripal, el riesgo de infectarse con la gripe disminuye considerablemente. Eso también ayuda al equipo de atención médica a determinar la fuente de los síntomas, en caso de llegar a presentar síntomas de la COVID-19.

Por último, siga las pautas locales sobre la distancia social (dejar espacio entre usted y los demás para reducir la propagación de la enfermedad), tales como evitar las reuniones grandes y mantener al mínimo el contacto con otras personas en espacios públicos.  

Prevenir la COVID-19 es fundamental porque hasta el momento, no existe ningún medicamento antiviral ni vacuna para esta enfermedad. El tratamiento, realmente, se enfoca en controlar los síntomas. Cualquier declaración que se haga respecto a que un medicamento, un suplemento herbario u otra sustancia tratan con éxito, o curan, la COVID-19 es falsa.

A medida que piense cómo mantenerse sano, tenga presente que la pandemia de la COVID-19 cambia rápidamente. Por lo tanto, manténgase informado de fuentes confiables, como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la Organización Mundial de la Salud y Mayo Clinic.

Dr. Gregory Poland, Grupo de Investigación sobre Vacunas de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

_______________________________________________

Consulte el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y el sitio web de la Organización Mundial de la Salud para más noticias de última hora sobre la COVID-19. Para más información y toda la cobertura del COVID-19, visite la Red Informativa de Mayo Clinic y mayoclinic.org.

Thu, Apr 30 11:43am · Médicos, científicos y facultativos dedicados a la investigación encuentran conexión entre enfermedad cardíaca y posibilidad de peores resultados de COVID-19

dos mujeres con batas blancas de laboratorio, quizás investigadores, revisando datos médicos y científicos en una pantalla de computadora

ROCHESTER, Minnesota: Las personas que padecen ciertas enfermedades cardíacas tendrían mayor probabilidad de obtener peores resultados en la COVID-19, aunque todavía se desconoce la razón. Las nuevas investigaciones de Mayo Clinic muestran que en los pacientes que padecen un tipo específico de cardiopatía, la miocardiopatía hipertrófica (HCM, por sus siglas en inglés) obstructiva, el corazón aumenta la producción de la transcripción de ECA2 ARN y de la proteína traducida ECA2.

En condiciones normales, la reacción patológica a nivel celular podría ser el intento del corazón de compensar los cambios provocados por la enfermedad; pero desgraciadamente, el SARS-CoV-2, o virus que causa la COVID-19, secuestra a estos receptores de la ECA2 en la membrana celular y los utiliza para entrar en las células. El virus no solamente consigue entrar a través de la ECA2, sino que también se lleva a esta proteína y así elimina una vía de señalización protectora que suele contrarrestar el impacto negativo de la hormona angiotensina II, la cual aumenta la presión arterial y conduce a retención de líquidos.

Durante el transcurso de un estudio de casi 20 años y publicado en Mayo Clinic Proceedings, los científicos analizaron muestras tisulares congeladas del músculo cardíaco de 106 pacientes sometidos a cirugía por miocardiopatía hipertrófica obstructiva. En el grupo de control, se usó el tejido cardíaco de 39 corazones de donantes sanos.

“Entre todas las transcripciones de ARN del genoma humano completo, nuestro estudio reveló que la única transcripción de ARN más regulada en el músculo cardíaco fue la ECA2. De hecho, se confirmó que los niveles de la proteína ECA2 aumentaron cinco veces en el músculo cardíaco de los pacientes con miocardiopatía hipertrófica obstructiva. Esto demuestra la conexión y posiblemente explica por qué los pacientes con ciertas enfermedades cardíacas obtienen resultados mucho peores con la COVID-19”, asevera el Dr. Michael Ackerman, cardiólogo genético en Mayo Clinic.

El Dr. Ackerman es el director del Laboratorio Genómico para Muerte Súbita “Windland Smith Rice” de Mayo Clinic y es el autor experto del trabajo. El estudio contó con la participación de investigadores nacionales e internacionales.

El siguiente paso consiste en buscar otros niveles elevados de la ECA2, a través del análisis del tejido cardíaco de pacientes fallecidos por hipertensión y otras enfermedades cardíacas. Además, posiblemente se analice el tejido pulmonar de las víctimas de COVID-19 para ver si los niveles de la ECA2 son mayores que en el tejido pulmonar normal.

“Este descubrimiento aporta otra razón más para que los pacientes que toman inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (ECA) y bloqueadores del receptor de la angiotensina II continúen con los medicamentos para el corazón, según la recomendación de todas las sociedades cardíacas principales. Suspender la medicación en un paciente cuyo corazón tiene niveles proteicos elevados de ECA2 puede provocar aún más daño en los tejidos”, concluye el Dr. Ackerman.

###

Información sobre Mayo Clinic
Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, dedicada a innovar la práctica clínica, la educación y la investigación, así como a ofrecer pericia, compasión y respuestas a todos los que necesitan recobrar la salud. Visite la Red Informativa de Mayo Clinic para leer más noticias sobre Mayo Clinic y Mirada interna de Mayo Clinic para obtener más información sobre Mayo.

Información sobre Mayo Clinic Proceedings
Mayo Clinic Proceedings es una revista médica arbitrada que publica artículos originales y revisiones sobre temas de medicina clínica y de laboratorio, investigación clínica, investigación en ciencias básicas y epidemiología clínica. La Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica patrocina Proceedings como parte de su compromiso con la educación médica. La revista publica artículos de autores de todo el mundo y está en circulación desde hace más de 90 años, con un tiraje actual de 127 000 ejemplares.

Contacto para los medios de comunicación:
Sharon Theimer, Relaciones Públicas de Mayo Clinic, 507-284-5005, correo electrónico: newsbureau@mayo.edu.